fbpx

Un hospital +humano

HospitalH+Hemodinamia

Hemodinamia

Nuestro Servicio de Hemodinamia cuenta con una sala equipada para la realización de procedimientos de mínima invasión en Cardiología, Radiología intervencionista, Neurología y Angiología, principalmente.

La sala cuenta con un equipo de fluoroscopia o rayos X de alta tecnología que, mediante un sistema de cómputos, permite obtener en tiempo real, procesar y digitalizar imágenes dinámicas, claras y nítidas de las estructuras internas del paciente, para diagnosticar y tratar enfermedades cardiovasculares, defectos de nacimiento o patologías adquiridas del árbol vascular, entre otras.

Disponemos de todos los materiales como catéteres, cuerdas coronarias, balones, stents y otras endoprótesis de última generación. Contamos con recursos de diagnóstico y terapéutica, asociados al cateterismo convencional, como el análisis de flujo coronario, el ultrasonido intravascular coronario o la tomografía de arterias coronarias, ya sea para procedimientos electivos o en situación de emergencia, las 24 horas, todos los días del año.

¿Qué estudios se realizan en la Sala de Hemodinamia?

Cateterismo y estudio hemodinámico cardiaco: se utiliza para determinar las presiones de ambos lados del corazón y, de esta manera, diagnosticar diferentes enfermedades valvulares, del miocardio, etc.

Coronariografías: es una técnica para verificar si existen obstrucciones o estrecheces en las arterias coronarias, es decir, se estudia si presentan irregularidades, ya sea para realizar un diagnóstico o para comenzar con un tratamiento.

Ventriculografía y angiografías: se realiza para ver el funcionamiento del corazón, de las válvulas, el grado de afectación de la aorta (arteria principal del cuerpo) y de las arterias pulmonares.

Procedimientos de neurointervención: los neurólogos intervencionistas utilizan técnicas de mínima invasión para tratar enfermedades que afectan los vasos sanguíneos del cerebro y la columna vertebral. Estas técnicas tienen tiempos de recuperación más rápidos que los procedimientos neuroquirúrgicos abiertos y reducen el riesgo de sangrado e infección.